Información importante sobre cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información

900 11 21 21

L-J 8:00 - 15:00
V 9:00 - 15:00

Nohora Rodríguez: "Con estos trabajos ayudas a mejorar la calidad de vida de las personas. Aportas algo a la sociedad para que avance"

Esta colombiana de 53 años se está formando en construcción para conseguir salir adelante en España. Con unos planes de futuro claros, Nohora está disfrutando al máximo del Certificado de Profesionalidad de "Fábricas de Albañilería" que está cursando en Toledo

Interview

Nohora, una fuerte mujer colombiana de 53 años, ha decidido empezar a formarse en el sector para conocer este mundo desde abajo, para saber que 'se cuece' a pie de obra. Tiene claro su futuro, Nohora quiere montar una empresa de asesoramiento y trabajos de construcción y para ello considera fundamental la formación. Una formación especializada que acaba de empezar a través del Certificado de Profesionalidad de "Fábricas de Albañilería" que está cursando en el Centro de Formación de Toledo. Un curso al que Nohora ya está buscando continuación para consolidar su carrera en la construcción. 

PREGUNTA.- ¿Tenías alguna experiencia o relación con el sector antes de hacer el curso con la Fundación?

RESPUESTA.- Sí, hace unos 18 años tenía en Colombia una pequeña empresa con la que compraba casas, las remodelaba y las vendía. Así que tenía algo de relación con el mundo de la construcción. Tuve que dejar el negocio cuando tuve pérdidas económicas y empecé en otro negocio que se dedicaba a la distribución de ladrillos. La necesidad hace que uno se tenga que buscar la vida.

P.- ¿Trabajabas a pie de obra o en temas de gestión?

R.- Yo trabajaba en la parte de contratación de obras, empleados y supervisión del trabajo. Y es un poco lo que me gustaría hacer ahora, yo querría montar una pequeña empresa y hacer este tipo de trabajos. Soy bastante perfeccionista y creo que podría salir adelante.

P.- ¿Qué diferencias ves entre el sector aquí y en Colombia?

R.- Allí se contrata a uno o dos albañiles y se hace la casa completa. No sé si aquí será igual, pero allí, un buen albañil, es fontanero y de todo. Sí es verdad que allí, como pasa en España, para las obras grandes en las que se construyen edificios hay especialidades.

P.- ¿Qué formación tenías cuando te dedicabas a estas labores de supervisión de obras?

R.- Tenía algo de formación básica. Además, cuando empecé con todo este negocio de las casas, me puse a estudiar una carrera tecnológica, de arquitectura e ingeniería. Sería, más o menos, lo que aquí es una FP en una escuela técnica. Me faltaron un par de semestres para terminar los estudios. Los dejé porque la segunda parte del Autocad me dio pánico y porque tuve que cambiar de negocio.

P.- ¿Cómo conociste el curso de la Fundación Laboral? ¿Por qué te inscribiste en el curso?

R.- Yo estaba yendo a un taller de informática que impartían aquí en Illescas. Hubo en él varias conferencias y, entre ellas, Begoña, la responsable de Formación aquí en Toledo, nos contó en qué consistía la Fundación Laboral y nos habló de este curso en concreto. Yo quería un curso de algo que tuviera que ver con diseños, acabados, con construcción. Esto fue el año pasado y, desde entonces, estaba esperando que programaran uno. Por el momento estoy muy contenta con el curso y con nuestro docente.

P.- Me has comentado que, aunque te habías dedicado a la construcción, no habías trabajado a pie de obra, ¿cómo fue tu primer día poniendo ladrillos?

R.- Tenía una pequeña idea de lo que era poner ladrillos, porque al estar en contacto directo en la obra, veía un poco cómo era, pero nunca había puesto ninguno. Después del primer día casi no me podía atar los zapatos, pero ahora trabajamos bien. Yo siempre había estado pendiente de cómo los ponían otros y ahora me toca a mí. Pero, justamente, también es una forma de cambiar de perspectiva y cambiar la forma de ver al albañil, de cómo es el trabajo en primera persona. Hay que vivirlo para saber cómo se hacen las cosas.

P.- ¿Cómo está siendo tu paso por el curso? ¿Qué es lo que te parece más interesante?

R.- Hemos estado viendo diferentes tipos de muros, materiales… También me he puesto manos a la obra. Lo que más me está llamando la atención es ver que para hacer una casa debes saber hacer de todo. También me gusta mucho el ladrillo cara vista, porque se pueden hacer cosas muy bonitas con él. Aquí se maneja muy bien y se hacen detalles que le dan a las fachadas diferentes texturas.

P.- ¿Qué esperabas de este curso? ¿Se ha cumplido?

R.- Esto es lo que me esperaba del curso, me inscribí con la ilusión de que este curso fuera así. Si el formador no me hubiese convencido, no hubiera vuelto. Me gustó al principio y pensé: “merece la pena, haré el esfuerzo como sea”. Mi hijo y yo tenemos un trato. Él me apoya en esto y si cuando acabe, encuentro trabajo, me gustaría que él hiciera también este curso, porque vale la pena.

P.- Dentro de un mes empezáis las prácticas en empresa. ¿Qué esperas aprender en las prácticas?

R.- No tengo nada decidido todavía. Espero que alguna empresa me dé la oportunidad para coger experiencia, con un buen constructor del que poder aprender y pulirme. Pero tengo que currármelo. A mi edad, aunque me cuesta un poco, puedo hacer las cosas.

P.- ¿Hay más chicas en el curso? ¿Cómo es la relación con tus compañeros?

R.- Sí, somos tres chicas en un grupo de seis, y entre nosotros no ha habido ningún problema. Estamos todos de maravilla.

P.- Es un porcentaje de mujeres muy alto en este tipo de cursos…

R.- Sí, es verdad que hay muy pocas mujeres en el sector, pero yo creo que también es por falta de información. Yo me enteré de este curso porque me empeciné y me interesaba esto. Yo no quería hacer otra cosa. Pero a veces es difícil saber que este tipo de cursos existen y que las mujeres se pueden formar en ellos. Falta un poco de visibilidad del sector en general.

P.- ¿Por qué crees que las mujeres no se animan a formar parte de este sector?

R.- Yo creo que piensan que es un trabajo muy exigente físicamente, pero siempre se pueden hacer otro tipo de trabajos, oficios más definidos, como la pintura, que no son tan exigentes físicamente. Oficios que consisten más bien en ser delicado y en conocer y adquirir una técnica, para lo que hay que formarse. Cuando te formas y adquieres la técnica, ya creo que se está preparado para hacerlo.

P.- Un aspecto importante a la hora de trabajar en la construcción es la edad, ¿te ves igual de capacitada para hacer el trabajo que otros compañeros más jóvenes?

R.- Yo creo que una persona mayor, con la experiencia que uno tiene, puede aportar más a un empresario. Los jóvenes tienen otra concepción de las cosas.

P.- ¿Por qué crees que los jóvenes no se animan a formar parte del sector?

R.- Yo creo que no les llama la atención porque piensan que la construcción requiere mucho esfuerzo. Es verdad que no es lo mismo que estar sentado en una oficina. Hay que tener disposición y que esto te guste. Hay gente que empieza a hacerlo por probar, para encontrar una salida laboral y le acaba gustando. Yo creo que la persona tiene que tener una cierta inclinación por este tipo de trabajos, como quien estudia Medicina o Enfermería.

P.- ¿Piensas en continuar tu formación en el sector? ¿Te gustaría conocer otros campos de la construcción?

R.- Claro que sí. Yo seguiría formándome porque hace falta gente que trabaje en esto. Me gustaría hacer un curso para aprender a encofrar… En Illescas estoy haciendo ahora también uno de diseño de interiores. Yo no puedo estar haciendo cursos de diferentes temáticas, yo estoy haciendo estos cursos porque realmente me gustan. Este es un trabajo muy bonito.

P.- ¿Cómo crees que va a evolucionar el sector en los próximos años?

Yo creo que la construcción ha avanzado mucho en los últimos años, y va a seguir haciéndolo. En todo caso, yo creo que la construcción tradicional no va a desaparecer del todo. Hay nuevas técnicas y nuevos materiales, pero lo tradicional va a estar siempre presente.

R.- ¿Qué le dirías a una chica que se plantea meterse en el sector de la construcción?

Yo creo que este es un oficio perfecto para cualquiera que tiene interés por lo bonito, que quiera ofrecer comodidad a la gente. Aquí haces cosas para la gente, cosas para mejorar la calidad de vida de las personas. Aportas algo a la sociedad para mejorar y avanzar.

P.- ¿Cómo te imaginas laboralmente dentro de un año?

R.- Yo dentro de un año tengo que tener un negocio relacionado con esto. Algo pequeño, donde pueda hacer pequeñas reformas y trabajos, y donde también haya algo de servicio al cliente, como puede ser asesoramiento.

 

* A través de estas entrevistas, la Fundación Laboral está intentando dar más visibilidad a las mujeres del sector de la construcción. Si eres una de ellas y quieres dar a conocer tu experiencia en el sector, ¡ESCRÍBENOS! a prensa@fundacionlaboral.org. ¡Estamos deseando conocerte y dar a conocer tu historia en el sector!

Subscribe free to our weekly newsletters .

=

CLÁUSULA DE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN.
  • Finalidad del tratamiento: mantener al usuario informado sobre la actualidad de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN y del sector de la construcción.
  • Legitimación: consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Sus datos no van a ser cedidos a terceros, salvo que exista una obligación legal. Sólo podrán ser tratados por colaboradores de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN para la gestión de sus sitios web.
  • Derechos de los usuarios: ejercicio gratuito de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de los datos tal y como se describe en la información adicional. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en el siguiente enlace.

I read and accept the privacy policy

For not receive the newsletter you can unsubscribe HERE